Google+ Followers

jueves, 4 de noviembre de 2010

APELLIDOS. Todo con tal de no hablar de la crisis.

Son las 08:45 de la mañana del jueves, 04 de noviembre de 2010. Y estoy indignado. Como no tengo "nada" que hacer, ahora me pide el cuerpo escribir este artículo.

Señores diputados: No jueguen con mi tiempo, tienen cosas más importantes que hacer, tienen asuntos más serios que tratar que jugar al cambio de apellidos. De entrada, ya veo la disputa nacional. Mi esposa, me dice “Anda…” y me impide oír la noticia en mi radio, tengo la misma emisora en FM y se oye unos segundos después, justo cuando ella exclama “Anda” y me la pisa (esto va por mi amigo Lino).

¿Estamos todos tontos? ¿Tenemos que ser el país más progre del mundo mundial?

Primero: Resulta que lo que oímos en esa noticia es que ahora los apellidos se pondrán por orden alfabético. Como siempre, informando mal. De forma incompleta, en titulares.

Segundo: Noticia ampliada mientras desayuno: A partir de ahora, el orden de los apellidos se negociará ente los progenitores y en caso de desacuerdo, prevalecerá el orden alfabético. Con lo cual, un nuevo debate: La discriminación alfabética. ¿Por qué los Álvarez han de tener prioridad sobre los Zaplana?

Y digo yo. En muchos países sólo se utiliza el apellido del padre. Ya es fantástico que en el nuestro se utilice el de la madre. Puestos a ser feministas e igualitarios, propongo que el primero de enero de la próxima década se utilice el materno y luego se vaya alternando por décadas.

Y a propósito de los progenitores, cuando los padras-madras o los padres-madres no lo sean (progenitores) ¿Cómo funciona el orden de apellidos? Y dejo este párrafo con la tontería para ampliar y aumentar el debate. Y como moderador, elijo al preferido de Pérez-Reverte en su artículo reciente (bueno, ya muy antiguo con los criterios actuales) pero no recuerdo el título ni lo voy a buscar ahora, que el de papel se lo envié a mi padre y el digital no sé dónde lo he colocado ni cómo lo nombré. Ya lo publicaré hoy o mañana si tengo tiempo.

En fin, una gilipollez, pero ya la tenemos liada, que, por lo visto, es de lo que se trata. Todo con tal de no hablar de la crisis.

1 comentario:

Sótano dijo...

Hombre a una valenciana no le digas esos ejemplos de Álvarez-Zaplana, ajajaja, yo conzco gente que intenta dejar de llamarse Zaplana, y el ejemplo de Pérez-Reverte, como que no, o es que no sabes que a él si se le ha dejado que úna sus apellidos Pérez-Reverte, porque el Pérez como que nadie conocería a Arturo Pérez, escritor insigne sólo a ratitos ¡¡¡¡ ajajajaj...pues a los demás no nos dejan tan sencillamente, es para morirse lo complicado que resulta, te lo digo por experiencia , que yo sigo luchando.
Sólo el que tiene verdaderos problemas por culpa de los apellidos entiende esta ley. Y te conmino a que leas el artículo completo, tal vez entiendas algo más.
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/reforma/legal/termina/prevalencia/apellido/padre/elpepusoc/20101104elpepisoc_4/Tes

Si tienes alguna duda me la preguntas y te doy detalles de la "put" que esto significa para algunas familias y de todas formas esta reforma ya hace tiempo que está en desarrollo, ahora está casi, casi en camino, pero no es nada nuevo...nada que ver con tapar, te doy mi palabra. Bon día y relax que te veo tirante..ajajaja.