Google+ Followers

jueves, 7 de octubre de 2010

Creo que lo que no termine hoy...


He sacado dos pergaminos cortados a tamaño A3 y he decidido que de ahora en adelante sacaré los cuatro correspondientes a cada cuadernillo para enfrentar carne con carne y pelo con pelo. Prefiero el pelo, la carne parece más amable, con su capa de greda y tan lisa y blanca, pero es más traicionera; a veces se corre la tinta. Y no me lo puedo permitir en la aguada del retrato de la página 31, de 15 x 10'8 cm. Prefiero el pelo, el aspecto de esta cara de pergamino es poroso y amarillo, pero sabe uno a qué atenerse. Sé que voy contra corriente. La cara preferida es la carne, pero en fin, cada uno es cada uno... Como el libro ya está escrito, a veces he de hacer trampa en la regla de carne con carne, pelo con pelo; no la tuve en cuenta cuando lo escribí. En la maquetación del próximo lo tendré en cuenta. En fin, dejo este comentario que he de acabar mi labor de hoy.

Olvidaba seguir el título: ...ya no lo terminaré hasta después del puente del Pilar.

No hay comentarios: