Google+ Followers

jueves, 22 de mayo de 2008

Sevilla, dame un pinsel pa podé pintá tu lú


Esta es la demostración de lo que cunde (Ha sido menos de media hora). Y no he querido enviciarme porque tenía muchas otras cosas que hacer. Ya no publicaré más que las páginas que valgan la pena, pero sí pequeños detalles. Ya se iran viendo.

En la entrada anterior he cometido al menos un error: sobra una consonante en el nombre de la aleación que cubrió primeramente la bota para que la capa del metal precioso fuera finísima y asequible. Y no lo sé, pero me da la impresión de que he olvidado titularla.

Pues como ejercicio dedicado a mi amiga Susana Stein y a mi amigo S. S. S. (que ayer me dijo que escribiera SA. SA. SA. en una cuenta suya, pues nombre y ambos apellidos empiezan por esas mismas letras coincidentes) lo "dejo estar" que dicen en BCN y "me fumo un puro" que decimos en Madrís. En fin, que no lo corrijo. Es fantástico ser "imperfeto" que diría Pepiño Blanco.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Pero bueno! ¿Qué es esto? ¿Ildefonso cometiendo un error y permitiéndoselo además con humor?
Progresas adecuadamente con el tratamiento de desintoxicación para perfeccionistas, aún cuando sepamos que pasado el finde lo corregirás, ja, ja.