Google+ Followers

jueves, 17 de octubre de 2013

El errar, es humano; rectificar, de sabios.


Obviamente, el traductor es malo.  El castellano, el español y el sefardí, ni lo catan, pero es lo que hay.
Puede servir para traducir a un idioma que conozcas o, mejor de un idioma que conozcas, francés, catalán, italiano... porque tú puedes arreglarlo, o para unas prisas, pero «traductor traidor», es algo que a éste se le puede aplicar a la perfección.

De todos modos, yo estaba muy orgulloso de mi gestor de correo "Mail", el del Mac, porque todo el mundo ha oído hablar de un e-mail y sabe que es un correo electrónico. Mientras que el de Microsoft tiene un nombre que ahora no recuerdo más que el significado de caliente de una de sus palabras o del gestor gratuito del que procede.

A lo que voy, que el otro día traduciendo (es un decir, seguro que hace más de un mes y medio, yo qué sé) del rumano al español me encuentro que el rumano introducido aparece en español con la palabra Word y, como no sólo no sé inglés, sino que además no me interesa, acudí al mismo traductor y me enteré de que también los de Microsoft tienen un nombre breve, adecuado para un procesador y sencillo: Palabra ("Word").

A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César.

No hay comentarios: