Google+ Followers

sábado, 8 de diciembre de 2007

Me están haciendo una prueba:

Me preguntan qué siento. Corro por el patio de butacas, llego al borde del escenario, doy un brinco y me siento. Lo explico: Cuando es la hora de despertar, me despierto, aunque sea domingo. Enciendo la lámpara de noche y miro la hora: Las siete y cuarto de la mañana. Me levanto. Sueños lúcidos.

Anoche, a las 23:53, terminé la lectura de "La sombra del viento". Me ha gustado, pero no como para leer otro más de él; de momento. Tampoco pienso leer, de momento, la continuación de "Los pilares de la tierra".

Ahora voy a preparar el desayuno. Luego retomaré la lectura del último libro que ha aparecido en elmercado de Carl Sagan. He interrumpido la lectura de Ruiz Zafón para ver si era tan bueno como me había parecido cuando lo compré y sí.

Luego tendré que empezar a preparar el retrato de mi suegra. Es lo único que me ha pedido, se lo debo. Ha de estar para reyes.

No hay comentarios: